Responsabilidad Social Corporativa

Responsabilidad Social Corporativa (RSC)

Nosotros consideramos que las RSC debería ser incorporada en las actividades de una compañía, pero no solo enfocado a los empleados, si no también hacia la sociedad en general. Ciparo siempre ha servido como ejemplo en el apoyo de las leyes laborales, además de en numerosas iniciativas gubernamentales por parte de China con el objetivo de proteger el medioambiente y preservar las reservas naturales.

Nuestro principal objetivo de acuerdo con nuestras actividades de RSC, es contribuir a una mejora de la sociedad y a un medioambiente más saludable. Por otra parte, dirigimos nuestras actividades de RSC a proyectos que son más relevantes para nuestro negocios, ya que creemos que podemos tener un impacto más grande allí. En algunas de las áreas prestamos especial atención, tanto en el medio ambiente, como las comunidades locales, o la sociedad, nunca olvidando los pilares fundamentales de nuestra ética de trabajo.

Sostenibilidad Medioambiental

Ciparo reconoce, respeta y apoya los principios acordados por las Naciones Unidas, en la “Global Compact” (NN.UU). Por otra parte, Ciparo reconoce las directrices más específicas de las “Empresas multinacionales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo” (OCDE).

El reciclado ofrece una Buena alternativa de prevención para el agotamiento de las reservas naturales. Ciparo es una compañía amiga del medio ambiente que contribuye considerablemente a la industria del reciclaje mediante la compra de materias primas secundarias y subproductos en partes del mundo donde hay un exceso de ellos y, posteriormente, mediante la venta a países donde hay escasez.

China es el principal mercado de venta para Ciparo, donde la exportación comenzó a mediados de los años noventa. Los (recuperados) de fibras que Ciparo vende a fábricas de papel en China, contribuyen a la protección del medio ambiente y ofrecen una alternativa a la deforestación y la contaminación (aire), causada por la extracción de recursos naturales.

Ciparo adopta las iniciativas del gobierno Chino para estimular un crecimiento en las importaciones de materiales reciclables. La importación del papel recuperado, con un nivel de contaminación más alto que los estándares chinos son duramente prohibidos, y además estos son supervisados por inspectores chinos especializados, tanto en el país de origen como en el puerto de llegada. Por lo que, Ciparo cuenta con todas aquellas licencias de exportación y de importación requeridas, tales como la licencia AQSIQ, además Ciparo se rige por las normas establecidas por el gobierno chino y otros organismos públicos.

Los contenedores destinados a los puertos de China son regularmente inspeccionados por autoridades locales y estatales. También en China, Ciparo está en estrecho contacto con las autoridades correspondientes y los organismos de inspección de otros países donde se encuentran las relaciones de negocios. Además, Ciparo tiene todas las licencias y documentación requeridas emitidas por esos países.

En línea con nuestras creencias y nuestras actividades comerciales, reciclamos todo el papel utilizado en la oficina, donde solemos utilizar tazas de café desechables, (en colaboración con SITA y soluciones biológicas, cup2paper)  y sostenemos reuniones sin papel, con ordenadores portátiles o tablillas electrónicas para tomar notas.

Comunidades Locales y la Sociedad

Junto con Aim Reclaim y Golden Windmill,  miembros del grupo Ciparo, hemos participado en diferentes proyectos cuyo objetivo es apoyar a las zonas rurales chinas o las zonas más desfavorecidas de la población.

En 2009, Ciparo participó en la construcción de una nueva cocina para los niños del orfanato Cheng Meng.

Después de la ciudad de Jiegu (provincia Yushu) sufrió el terremoto de abril de 2010, Ciparo BV donó el equivalente de 150.000 ¥ en moneda extranjera de los fondos de ayuda del terremoto de China. El resto de la donación fue entregada a la reconstrucción del jardín de infantes de la mantequilla de la lámpara que había sido completamente destruida durante el terremoto.

En 2001, Ciparo patrocinó y participó en un evento de ciclismo que recaudó dinero para un internado en primaria calentada con energía solar en el Tíbet oriental.

Otra iniciativa participan donando papel braille y recaudar fondos para la organización “Braille sin Fronteras”. En 2001, Ciparo patrocino y participo en un evento ciclista que recaudo fondos para la instalación de unos paneles solares que contribuyeran a mejorar la calefacción de los colegios del oeste del Tíbet.

Louis de Hoogendoorn, cofundador de Ciparo quien desafortunadamente falleció en 2007, fue particularmente dedicado a la responsabilidad social de Ciparo, y a nuestras actividades de RSC. En su memoria, Ciparo da el  “Premio Louis Hoogendoorn”,  el cual cada año se otorga a estudiantes quienes presentan sus investigaciones y escriben un estudio de viabilidad sobre su propia idea para un producto, una empresa o una organización sin fines de lucro. El ganador recibe € 2,000 para los costos de la puesta en marcha de su propia idea.

Ética de Trabajo

Ciparo está plenamente comprometido con la legislación y la regulación laboral. En la parte superior del sistema de salario y bono normal, cada empleado recibe una asignación mensual de vivienda, seguro médico, además de los fondos de pensiones y seguro de desempleo.

A todos los empleados se les ofrece una formación en el trabajo, participando en diversos proyectos y siempre siendo alentados a desarrollar sus habilidades profesionales en diferentes áreas.

 

Leer más sobre la actividad de RSE de Ciparo aquí: Aim Reclaim

Deja un comentario